jueves, 7 de febrero de 2013

51st State: Inside

20 años han pasado desde las primeras bombas. 20 años desde que la raza humana casi se extinguió a sí misma. 20 años desde que empezamos a sobrevivir. Lo cierto es que, a pesar de todo, nunca estuvimos demasiado mal. Nuestra pequeña cantera no se había visto muy afectada, y entre eso y los escombros del pueblo podíamos comerciar con cada grupo que llegaba en busca de recursos. Sobrevivíamos, que no es poco. Hasta que llegaron ellos...


La "Hegemonía".

Era el nombre que ellos mismos se habían puesto. Un grupo de delincuentes y criminales sin demasiados escrúpulos. Aunque, siendo claros, a esas alturas no quedaba nadie en el mundo con demasiados escrúpulos. Un día llegaron, y dijeron que estarían encantados de que nuestro pequeño pueblo formase parte de su territorio. Nadie dijo cuál eran las opciones si decidíamos seguir siendo independientes. No hizo falta que nadie lo dijese. Aceptamos. Unas cervezas después (las últimas de nuestras mermadas reservas), ya éramos parte de la Hegemonía. Después de todo, podría haber sido mucho peor; del este llegaban noticias sobre una agrupación de mutantes que arrasaba todo aquello que encontraba a su paso... formar parte de la Hegemonía, después de todo, nos garantizaba cierta protección.


Algunos se quedaron en el pueblo y continuaron con el negocio de los escombros; otros, nos unimos a ellos plenamente y viajamos por todo el estado. Nos sorprendimos al conocer a otros miembros del grupo. Las armas y toda la parafernalia no eran más que una estrategia; a la hora de la verdad, rara vez asaltábamos a otro grupo o utilizábamos métodos agresivos. No había criminales allí, tan solo gente desesperada forzada a sobrevivir. Nuestro mismo líder, un sureño que se hacía llamar Mike Highway, había sido profesor,  y tenía un extraño sentido de la justicia.


Así, durante cerca de un año extendimos la influencia de la Hegemonía por todo el antiguo estado de Utah. Construimos carreteras y vías de tren, siempre en busca de nuevos recursos, gracias en parte a la información que nos proporcionaban varias tabernas de la zona. Oficialmente, no eran parte de la Hegemonía; si lo hubiesen sido, todo el mundo hubiese cuidado mucho más sus lenguas en aquel lugar. No hubiese sido bueno para el negocio.


Todo iba bien... hasta que dejo de ir bien. Los recursos se agotaban, y cada vez teníamos que movernos más y más lejos. Gastábamos demasiada gasolina sin obtener prácticamente nada a cambio. Dentro del grupo se palpaba el descontento, y Mike parecía no ser capaz de hacer nada.


Entonces, llegó ella.

Recuerdo cuando volvió de aquella expedición, vacía de manos, como siempre, aunque diciendo haber descubierto otro grupo organizado, que se negó en redondo a tratar con nosotros. Recuerdo los largos debates sobre qué debíamos hacer. Recuerdo como la cabeza de Mike Highway se partió en mil pedazos bajo la fuerza de un bate de béisbol. Recuerdo como ella se convirtió en nuestro nuevo líder. Recuerdo como las cosas comenzaron a cambiar.


Con la información que nos trajó, comenzamos a organizar el ataque. Comenzamos a reparar y preparar todas las armas que estaban en nuestro poder, y al cabo de apenas un mes librábamos una guerra abierta contra todo el que se ponía en nuestro camino. Hacíamos prisioneros para que trabajasen en nuestras fábricas. Nos hacíamos con los recursos valiosos y arrasábamos el resto. Con el tiempo, comenzamos a arrasar nuestro propio territorio para obtener los recursos necesarios para la guerra.


Mike soñaba con volver a los viejos tiempos, a antes de la guerra. Soñaba con crear un nuevo estado, sobre un territorio fijo, pero no se dio cuenta de que eso ya no era posible. El mundo está muerto, y la única forma de no morir con él es adaptarse a cada momento. Si te estancas, estás muerto. Ahora mismo estamos asentados cerca de la antigua Salt Lake City, aunque no durará mucho. Tan sólo el tiempo de agotar los recursos de la zona y seguir moviéndonos.

...

30 comentarios:

  1. Me gustan estas entradas en forma de historieta, el juego tiene una pintaza terrible y no lo he podido probar aun. Aunque he leido todos las entradas sobre este juego una pregunta concreta:
    ¿Cual seria mejor opcion de las 2 si se quiere interaccion y solo se va a jugar a 2 jugadores?

    Buen trabajo y animo a seguir con el blog.

    ResponderEliminar
  2. Si quieres más interacción, The New Era. A mí no me gusta, pero soy la excepción; a la gente por ahí le gusta mucho más que el 51.

    A 2 jugadores, por otro lado, para mi gusto es como más brilla. No se hace lento ni largo y el juego es exactamente igual.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por responder tan rapido, pos apuntando un New era en mi siguiente pedido.

      Eliminar
  3. Jejeje, buena entrada-relato.

    Desde luego, te estás sacando el graduado de 51state xD

    Hace mucho desde que lo caté contigo y apenas me acuerdo cómo se jugaba. Pero sí recuerdo q me gustó, y repetiría por ello.

    Lo que tpco olvido son los simbolitos xD, tan sólo de mirar la imagen de la última carta (Salt Lake Tower) me da mareo ver tanto simbolito xDD
    Pero weno, dps no era tanto.

    Saludos Dieguín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los símbolos son un asco... total. En la expansión, después de 200 partidas al básico, hay símbolos nuevos que si no miras las reglas no hay narices de entender.

      Un saludo!

      Eliminar
  4. Esta "traducción" del juego a modo de historia me flipó.
    Muy buen trabajo!!!
    old_wyrm

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Illoooo, a ver si coincidimos un día, cohone ya!!!

      Eliminar
  6. Magnifico relato!

    Quiero destacar tu frase: "Nos hacíamos con los recursos valiosos y arrasábamos el resto." le has dado de lleno, creo que resume prefectamete la trama post-apocalíptica en que está envuelto 51St State y la sensación que deja.

    Solo tengo el juego base, y me gusta bastante, tanto como para interesarme por el Winter. El New Era no se si me aportaría algo, tendría que probar antes.

    Tengo que jugarlo mas, llevo pocas partidas.

    Por cierto, si lo juegas en solitario, sube tu puntuación y así me pico contigo :P

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo teniendo el básico me iba directo a por el Winter, aunque hay algunas cartas del New Era muy guapas como el Truck o los Slave Hunters. Yo ahora mismo juego con un mazo que mezcla cartas de los 3.

      Sobre la puntuación, pues dependerá también de las cartas con las que juguemos y de la facción. A 6 turnos con los New York suelo rondar los 70 puntos. Creo que lo tengo apuntado por algún sitio; lo miro y te digo! ;D

      Un saludo colega!

      Eliminar
  7. Muy buena entrada y muy bien escrita..... Joder con Taylor Swift.... queria decir Babe Swift, podria haber llegado a la jefatura sin romperle la cabeza al sureño. Lo ficho, al final vas a conseguir que me compre el jodio juego. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti creo que te gustaría...

      De todos modos, la verdad que no es mala inversión, porque no es del todo caro y sale bien de segunda mano.

      Si coincidimos en algún sitio otra vez (ojalá!) me lo llevo ;D

      Un abrazo!

      Eliminar
  8. Ese te lo tienes que traer a la proxima quedada bloguera que aun no lo he probado, por cierto buena entrada-relato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apuntado Sergio; además, yo a este nunca le digo que no a una partida.

      De hecho, lo jugué con el Migue en julio una mañana mientras el resto de gayers dormíais :P

      Un abrazo colega!

      Eliminar
  9. Dios me ha recordado al libro de Guerra mundial Z, clavaito a la hora de relatar los hechos.

    A este juego le tengo un poco de respeto a causa de la que se lia con los simbolos, espero que no sea para tanto.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente, sí es para tanto. Las primeras partidas son bastante locas para quedarte con la mecánica y los putos símbolos. Y con la expansión vienen más símbolos locos que no los entiende ni su puta madre...

      Pero aún así es un juegaco como la copa de un pino. Ya te lo enseñaré.

      Un saludo Piquitos!

      Eliminar
  10. Tio....has conseguido que me monte una película en mi mente conforme he ido leyendo. Ahora estoy muy picado con el RftG por lo que los juegos de cartas despiertan toda mi curiosidad y este es uno de ello, no lo conozco aún y espero leer una buena reseña tuya.

    La temática del juego ya pone bastante ambientación, cosa que el RftG no tiene ni por asomo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. De este me he hartado de escribir ya...

    http://lexfrikimalacitana.blogspot.com.es/2011/11/road-warrior-51st-state.html

    Si pinchas en la etiqueta hablo de las expansiones y otras neuras variadas.

    Sobre la temática... a mí me gusta y creo que le va perfectamente al juego (por eso he hecho la historieta está, para enseñar como cada carta puede llevar su historia detrás), pero si quieres puedes jugar perfectamente mirando símbolos y olvidándote del tema. Vamos, que para ver el tema hay que ponerle ganas también.

    Si nos vemos te lo enseño; una pena que no me pueda dejar caer por Jerez al final.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leeré la reseña a ver que tal y queda pendiente que me lo enseñes ;)

      Eliminar
  12. Hombre lo que yo veo es que con entradas asi podemos ver (al menos yo) que detras de las cartas y las mecanicas hay una idea/ambientación.. algo que quizas en este tipo de juegos (e incluyo RftG) suela pasar: al final coges un token rojo (51st) o produces un bien verde (RftG) y te da igual que sean armas, productos genéticos, etc..

    lo dicho buen trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era exactamente la idea, porque para mí 51st State tiene un tema realmente bueno y muchas veces se tiende a jugar como tú dices: "Gasto un token rojo y..."

      Un saludo!

      Eliminar
  13. Puffff, vaya mono tengo de este juego. Es uno de mis juegos de cartas preferidos y los juegos de cartas son uno de mis géneros preferidos...Lamentablemente no lo juego casi nunca porque a la gente nueva le abruma el tema de los símbolos...

    En cuanto al tema para mi es un juego que respira tema por los 4 costados. Los combos no son en plan "pillo un planeta verde, una tecnología verde y un trabajador verde y hacer puntos como loco", aquí son: Me pillo el pozo de petroleo, la refinería, el tratante de combustible, etc.

    Juegazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí queda claro que también me mola un taco el jueguecillo jejeje ;D

      Aún así lo del tema, que para mí sí lo tiene, hay quien juega en modo combo y no lo ve.

      Un saludo!

      Eliminar
  14. Hola. Perdón por preguntar aquí. Me gustaría saber si hay juegos de cartas basados en la Antigüedad ( Grecia, Roma, Persia...), que tenga cierto rigor histórico y con el sistema de lucha ( tantos puntos de defensa, tantos de ataque, tal ayuda suma o resta puntos... como los Invizimals, vamos).
    Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de ese estilo que comentas no se me ocurre ahora mismo ninguno. Lo cierto es que en los eurogames el rigor histórico es un bien escasito.

      De cartas ambientado en Roma está el "Gloria a Roma", pero el tema está pegado; podría ir de cualquier otra cosa.

      Un saludo!

      Eliminar
  15. If google translator didn't add something by itself and translated it as close as possible, I had to say - woow! Great story. I read a few session reports from 51. State, but this one, from perspective of owners of one of locations... Great reading! Thanks!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Ignacy,

      Thanks for your comment. Glad to see you here, and that you enjoyed the story.

      I'm answering your e-mail right now ;D

      Eliminar
    2. I sent it, and haven't got an error report from Gmail; don't know what has happened. I send it again.

      Eliminar